Array
(
    [id_post] => 23
    [meta_title] => Para qué sirve el Skirt, el Brim y el Raft
    [meta_description] => A menudo los usuarios de impresoras 3D se encuentran con la duda de para que sirve el SKIRT, el BRIM y el RAFT. En el siguiente artículo se intenta explicar utilidad de cada uno.
    [short_description] => A menudo los usuarios de impresoras 3D se encuentran con la duda de para que sirve el SKIRT, el BRIM y el RAFT. En el siguiente artículo se intenta explicar utilidad de cada uno.
    [meta_keyword] => 
    [content] => 

Con la utilización de materiales fuera de los convencionales, como puede ser el nylon, o al imprimir ciertas piezas en FDM/FFF que tienen base pequeña o un diseño complejo, suelen aparecer problemas de adherencia del filamento a la base, tanto al inicio como durante la impresión 3D. Lo primero que se debe comprobar es la nivelación de la base y que la temperatura de esta sea la indicada para ese tipo de filamento. Si, aun así, sigue persistiendo el contratiempo, se puede subsanar el error mediante 3 métodos distintos de adhesión a la base: brim, raft o skirt. Su activación mediante el programa de impresión escogido (Cura, Simplify3D, etc) se llevará a cabo en el apartado de "plataforma de adhesión". 

A continuación, explicamos en qué consisten estos tres parámetros:

SKIRT

Este procedimiento se encarga de la elaboración de la copia del contorno de la pieza a imprimir, previamente a ser impresa la propia pieza. Con esto se asegura la purga del extrusor antes de empezar a fabricar la pieza y la nivelación de la base, evitando así errores al inicio. Se puede configurar el número de vueltas de contorno que efectúa, la distancia de separación a la pieza, así como la altura hasta la que se debe realizar. Si se elabora el contorno con la altura de la pieza se crea un muro que la protege de corrientes de aire, lo que favorece la impresión 3D de materiales sensibles a esto, como el ABS.

Ejemplo impresión 3D skirt

Imagen 1: Ejemplo de Skirt.

BRIM

El brim utiliza el mismo procedimiento que el skirt, pero en contacto directo con la pieza. Este método es ideal para piezas pequeñas o de base estrecha, como en una silla o en una torre. También se recomienda su utilización con impresiones 3D de piezas que tienden a despegarse las esquinas o que contengan partes estrechas, como piñones y engranajes. Con el uso de 1-2 capas de altura se consigue la adhesión suficiente para evitar el problema. El único contratiempo que tiene este método es la dificultad de eliminarlo después de la impresión 3D si no se dispone de alguna herramienta postprocesado, como es el Modifi3D.

Ejemplo impresión 3D BRIM

Imagen 2: Ejemplo de Brim.

RAFT

Este es el método más adecuado para materiales de difícil adhesión a la base. Este sistema crea una celosía horizontal entre la base de la impresora 3D y la pieza. Como esta celosía tiene más área de contacto con la base que la propia pieza, favorece la adherencia y elude problemas de nivelado (cuando el desajuste es pequeño). Referido a esto último, en ciertas impresoras 3D que tienen una base de grandes dimensiones y cuya nivelación exacta es muy difícil de conseguir, es aconsejable utilizar siempre el raft. Al contrario que el brim, el soporte del raft, es fácil de eliminar y sin prácticamente restos ningunos.

Ejemplo impresión 3D RAFT

Imagen 3: Ejemplo de Raft.

 

Con los procedimientos mencionados anteriormente, cualquier usuario puede realizar impresiones 3D de todo tipo y con casi cualquier material sin ningún tipo de problema o complicación, como podría ser la aparición de warping.

¿Quieres recibir artículos como este en tu correo electrónico?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibirás todos los meses en tu correo electrónico las últimas novedades y consejos sobre impresión 3D.

* Al registrarse aceptas nuestra política de privacidad.

[active] => 1 [created] => 2017-06-09 15:34:17 [comment_status] => 1 [viewed] => 26964 [is_featured] => 0 [post_type] => 0 [id_category] => 2 [lastname] => Filament [firstname] => Admin [post_img] => 23.jpg ) 1
  • $options.id_post: 23
  • $options.slug:
  • https://filament2print.com/es/blog/23_.html
  • es
  • gb
  • pt
  • fr
  • Para qué sirve el Skirt, el Brim y el Raft

    Para qué sirve el Skirt, el Brim y el Raft

    Con la utilización de materiales fuera de los convencionales, como puede ser el nylon, o al imprimir ciertas piezas en FDM/FFF que tienen base pequeña o un diseño complejo, suelen aparecer problemas de adherencia del filamento a la base, tanto al inicio como durante la impresión 3D. Lo primero que se debe comprobar es la nivelación de la base y que la temperatura de esta sea la indicada para ese tipo de filamento. Si, aun así, sigue persistiendo el contratiempo, se puede subsanar el error mediante 3 métodos distintos de adhesión a la base: brim, raft o skirt. Su activación mediante el programa de impresión escogido (Cura, Simplify3D, etc) se llevará a cabo en el apartado de "plataforma de adhesión". 

    A continuación, explicamos en qué consisten estos tres parámetros:

    SKIRT

    Este procedimiento se encarga de la elaboración de la copia del contorno de la pieza a imprimir, previamente a ser impresa la propia pieza. Con esto se asegura la purga del extrusor antes de empezar a fabricar la pieza y la nivelación de la base, evitando así errores al inicio. Se puede configurar el número de vueltas de contorno que efectúa, la distancia de separación a la pieza, así como la altura hasta la que se debe realizar. Si se elabora el contorno con la altura de la pieza se crea un muro que la protege de corrientes de aire, lo que favorece la impresión 3D de materiales sensibles a esto, como el ABS.

    Ejemplo impresión 3D skirt

    Imagen 1: Ejemplo de Skirt.

    BRIM

    El brim utiliza el mismo procedimiento que el skirt, pero en contacto directo con la pieza. Este método es ideal para piezas pequeñas o de base estrecha, como en una silla o en una torre. También se recomienda su utilización con impresiones 3D de piezas que tienden a despegarse las esquinas o que contengan partes estrechas, como piñones y engranajes. Con el uso de 1-2 capas de altura se consigue la adhesión suficiente para evitar el problema. El único contratiempo que tiene este método es la dificultad de eliminarlo después de la impresión 3D si no se dispone de alguna herramienta postprocesado, como es el Modifi3D.

    Ejemplo impresión 3D BRIM

    Imagen 2: Ejemplo de Brim.

    RAFT

    Este es el método más adecuado para materiales de difícil adhesión a la base. Este sistema crea una celosía horizontal entre la base de la impresora 3D y la pieza. Como esta celosía tiene más área de contacto con la base que la propia pieza, favorece la adherencia y elude problemas de nivelado (cuando el desajuste es pequeño). Referido a esto último, en ciertas impresoras 3D que tienen una base de grandes dimensiones y cuya nivelación exacta es muy difícil de conseguir, es aconsejable utilizar siempre el raft. Al contrario que el brim, el soporte del raft, es fácil de eliminar y sin prácticamente restos ningunos.

    Ejemplo impresión 3D RAFT

    Imagen 3: Ejemplo de Raft.

     

    Con los procedimientos mencionados anteriormente, cualquier usuario puede realizar impresiones 3D de todo tipo y con casi cualquier material sin ningún tipo de problema o complicación, como podría ser la aparición de warping.

    ¿Quieres recibir artículos como este en tu correo electrónico?

    Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibirás todos los meses en tu correo electrónico las últimas novedades y consejos sobre impresión 3D.

    * Al registrarse aceptas nuestra política de privacidad.

    Comentar

    Todos los campos son obligatorios

    Nombre:
    E-mail: (No publicado)
    Comentario: